1. llevar el auto a un taller especializado para realizar la revisión anual y ponerlo a punto.

 

2. No se confíe debido a que el auto tenga poco uso. Justamente la utilización esporádica del vehículo puede originar deterioros.

 

3 Cheque el último de aceite y filtro. Lo usual es renovarlo cada seis meses o 7.500 Km. Tenga en cuenta que cada dos cambios de aceite debe hacer uno del filtro.

 

4. Fíjese que los cinturones de seguridad funcionen correctamente como así también los apoya cabezas, el cricket, la llave cruz, balizas, matafuego y barra de remolque.

 

5. Lleve un juego de llaves de repuesto. Agradecerá el consejo si por descuido cierra las puertas y el llavero queda adentro. También puede lubricar las cerraduras para evitar que una llave se rompa adentro.

 

6. Revise el tren delantero y la alineación. Como así también los frenos,  amortiguadores, mangueras abrazaderas del motor, etc. Además, verifique: Niveles de aceite de motor y caja, líquido de frenos, agua del limpia parabrisas, refrigerante del motor, nivel del electrolito de la batería, líquido de dirección, kilometraje y estado de los filtros de aire, aceite y combustible.

 

7. No se olvide chequear los neumáticos. Asegúrese que el estado y el dibujo de la banda de rodamiento y el de los talones externos e internos estén en perfectas condiciones. No omita hacer lo mismo con la rueda de auxilio..

 

Una actitud preventiva en la conducción no sólo significa estar alerta a los posibles peligros que el tránsito ofrece, sino además tener el vehículo en las condiciones óptimas de seguridad de manera que eso ayude a resolver satisfactoriamente las situaciones riesgosas.

fb_alineaciones            fb_rent

 


tarjetas